Se sabe de los  efectos curativos de la música. En la actualidad la música se usa con bases científicas para
obtener cambios físicos, de conducta y emocionales, tanto en niños como en adultos y personas de la tercera
edad para mejorar síntomas y secuelas de algunos padecimientos y para mejorar la calidad de vida de todas las
personas.

Podríamos mencionar la musicoterapia, definida como “el uso de la música para mejorar el funcionamiento
físico, psicológico, intelectual o social de personas que tienen problemas de salud o educativos“ ( Bruscia, KE.
Defining Music Therapy, NH: Barcelona Publishers, 1998).

La musicoterapia además de tratar diferentes problemas físicos, emocionales, intelectuales o sociales, también
se usa con personas que no están enfermas o que no tienen algún problema, para mejorar el bienestar
personal, para desarrollar la creatividad, mejorar el aprendizaje,  mejorar las relaciones interpersonales y para
el manejo del estrés.

En los niños se usa para mejorar la autoestima, la atención y concentración, la coordinación el aprendizaje y la
socialización entre otras.

Actualmente existe un gran número de investigaciones científicas que apoyan el empleo de la musicoterapia con
diferentes tipos de personas.

El término Musicoterapia se presta a confusión, porque la música en sí no tiene verdadero efecto curativo.  Por
eso nosotros podríamos utilizar mejor el término de TÉCNICAS PSICOMUSICALES DE REHABILITACIÓN O DE
ESTIMULACIÓN MUSICAL PARA EL DESARROLLO.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA MUSICAL

A niños con:
•        Dificultades en el aprendizaje
•        Problemas de conducta
•        Trastornos profundos en el desarrollo (autistas)
•        Niños con deficiencia mental
•        Con dificultades en la socialización
•        Con baja autoestima
•        Con trastornos médicos crónicos y/o degenerativos (cáncer, cardiopatías, problemas de dolor, etc.)

A personas con:
•        Enfermedades degenerativas debido a la edad (Alzheimer entre otras)
•        Problemas de farmacodependencia y abuso de sustancias
•        Daño cerebral debido a enfermedades o traumatismos
•        Incapacidades físicas debidas a enfermedades degenerativas o a accidentes
•        Problemas de dolor agudo o crónico debidos a diversas condiciones (secuelas
  de accidentes, cáncer, etc.).
•        Personas con enfermedades terminales.

A personas que no tienen problemas de salud pero que les permite emplear la música para:
•        Reducir el estrés a través de hacer y escuchar música
•        Como apoyo en el proceso del parto en las mujeres
•        Para aumentar la creatividad y la capacidad de resolver problemas
•        Para disminuir la ansiedad
•        Para mejorar la autoestima
•        Para manejar el estrés

La musicoterapia les permite a las personas:
•        Explorar sus sentimientos
•        Hacer cambios positivos en su estado de ánimo y en su estado emocional
•        Desarrollar un sentido de control de sus vidas a través de experiencias de éxito
•        Aprender o poner en práctica habilidades para resolver problemas y conflictos
•        Mejorar las habilidades de socialización.



Anayanci Mazariegos Orantes
Licenciada en Psicología Industrial/Organizacional


Fuentes consultadas:

Bruscia, KE. (1998) Defining Music Therapy, NH: Barcelona Publishers
Terapia Musical
Anayanci Mazariegos Orantes
Licenciada en Psicología Industrial/Organizacional



Volver al índice de artículos



El contenido de este artículo es responsabilidad exclusiva de su autora.








www.depadresahijos.org